Noticias

LA LIGA

Oscar Samaniego cumple el objetivo de formar parte de Naranjeros

El lanzador zurdo Oscar Samaniego es uno de los jugadores de primera firma de los Naranjeros en este 2021 logrando así cumplir su sueño

COMPARTE

Prensa Club Naranjeros de Hermosillo: Oscar Samaniego Ortega es uno de los nuevos jugadores de Naranjeros al ser elegido como una de las primeras firmas de la Escuadra Naranja en este 2021, el joven lanzador zurdo hijo del ex receptor Naranjero Manuel Samaniego cumple un sueño al formar parte del equipo de su ciudad natal.

El nuevo elemento de Naranjeros nació el 4 de febrero de 2004 en Hermosillo.

Samaniego comentó lo que representa para él formar parte de Naranjeros: “Estoy orgulloso, muy agradecido con Dios por dar este primer paso y con mi familia por apoyarme siempre, desde niño cuando estaba jugando quería ser de Naranjeros, siempre fue mi sueño llegar acá” indicó.

Sobre quienes han sido sus ejemplos en el beisbol el joven lanzador hermosillense mencionó: “Mi ejemplo ha sido mi papá (Manuel Samaniego), también uno de sus amigos, José Tolentino es otro ejemplo que siempre he tenido también” dijo el pitcher zurdo.

Oscar indicó también cual ha sido su paso por las diversas ligas infantiles y juveniles de nuestra ciudad: “Inicié en la liga Sonora, luego de tres años cambié a la liga Conno donde duré otros dos años y ahora estoy en la liga Kino”.

Samaniego formó parte de los campamentos de verano de Naranjeros cuando era niño y sobre volver a pisar la casa de la Escuadra Naranja y recibir consejos de grandes figuras que forman parte del cuerpo técnico del equipo dijo: “es algo que se siente muy bien, tomar sus consejos, toda su experiencia es algo que siempre tomaré en cuenta”.

Oscar envió un mensaje a todos los jóvenes que sueñan con algún día formar parte de Naranjeros: “les diría que nunca se rindan, que podrá haber días buenos o malos, pero nunca hay que rendirse y trabajar todo lo que se pueda para llegar a tus objetivos”.

Para concluir Oscar Samaniego comentó que le diría a su “yo” de niño al lograr cumplir con su sueño: “le diría gracias por nunca rendirse por siempre trabajar duro todos los días y siempre visualizarse por lograr cumplir este primer paso”.